sábado, diciembre 31, 2011

Lo mejor del 2011: personajes del año

Contra la tónica habitual, en el 2011 no habrá grandes éxitos deportivos en mi lista de personajes del año. Como ya dije en el post anterior, han pasado demasiadas cosas este año que no pueden obviarse. Cosas no necesariamente positivas, pero cosas que no habría que olvidar. Así que aquí voy a incluír casi todo lo que no tuvo cabida en la lista anterior. Agarraos, que vienen curvas.

5. LA MADRE DEL CUCO

Sublimando el concepto de telebasura, "La Noria" pagó una pasta a la madre de un presunto asesino, quizá incluso implicada como encubridora, por acudir a su programa a contar... bueno, cuatro chorradas sobre su hijo, porque si hubiera tenido algo interesante que decir lo habría dicho en los tribunales. Pero el morbo vende. Y por lo que se ve el crimen paga, y muy bien. Lo que nadie se esperaba fue que esto provocase un tsunami de protestas que acabó llevando a los anunciantes a abandonar el patrocinio del programa. ¿Un triunfo de la sensatez? Pues no, porque los responsables del mismo decidieron poner cara de poker y seguir como si nada, sin patrocinadores, sabiendo que si mantenían sus habituales indices de audiencia los anunciantes volverían. Y así fue. La telebasura continúa, y ahora habiendo dado toda una lección: está ahí porque es lo que la gente quiere. Habrá que hablar de televidentes basura, entonces.

4. EL LOCO DE NORUEGA

Anders Behring Breivik, un psicópata de extrema derecha, esquizofrénico paranóico con ideas delirantes, conmocionó al mundo con un brutal doble atentado el 22 de julio. Primero hizo explotar una bomba en pleno centro de Oslo, cerca de la sede del Primer Ministro, afectando a varios edificios y causando ocho muertes y varias decenas de heridos. Pero lo peor estaba por llegar: aprovechando la confusión, y vestido de policía, se desplazó hasta la cercana isla de Utoya, donde se celebraba un campamento de las juventudes del Partido Laborista, y la emprendió a tiros con los jóvenes, asesinando nada menos que a 69 de ellos. Una brutal matanza que dio la vuelta al mundo.

3. JEAN-CLAUDE TRICHET

Responsable hasta hace un par de meses del Banco Central Europeo y por tanto responsable de no haber sabido responder con firmeza a la crisis económica y al hundimiento de la economía de varios países de la Unión Europea. Su empeño por mantener el valor del euro para evitar la inflación cortó de raíz muchas posibilidades para la recuperación económica de los países con más problemas de la moneda única. Sin olvidar de que fue en su día uno de los responsables de ceder el control de la solvencia de las instituciones y bonos a compañías privadas no europeas que ahora son las que especulan con las primas de riesgo. Por todo esto, países como España, Italia, Irlanda, Portugal y sobre todo Grecia estarán eternamente en deuda y, si le sobreviven, deberían escupir sobre su tumba.

2. IÑAKI URDANGARÍN

¡No podía faltar un deportista de élite en la lista! Si bien en esta ocasión se trata de uno retirado, y que en su día a día ha sustituído el balonmano por el talón-mano. Aprovechando su vinculación a la Casa Real se ha hinchado el bolsillo a base de chanchullos hasta que todo ha salido a la luz y se ha convertido en víctima de la mofa, befa y escarnio de la plebe, y acaso también del linchamiento mediático de no ser porque, prevenido de que esto iba a estallar, se exilió temporalmente en las Américas para pasar las navidades tranquilo. Algunos, con mala intención, han señalado la posibilidad de que la propia Casa Real estuviera implicada, si no en el chanchulleo sí en un cierto encubrimiento, pero seguramente sólo son infundios, porque ¿cómo va el Rey a enterarse de este tipo de cosas, cuando ya no ve ni las puertas?

1. LOS INDIGNADOS


El mundo occidental asumió la Primavera Árabe como una protesta contra regímenes autoritarios. A la hora de la verdad, resultó que aquello era sólo parte de un clima mundial, y que tampoco las democracias tenían contento al pueblo.Las acampadas que se produjeron en España a partir del 15 de mayo nacieron casi por casualidad, pero en un par de días eran ya un movimiento, llámese 15-M, Democracia Real Ya, Indignados o Spanish Revolution; un movimiento quizá algo disperso, pero referente mundial, abriendo camino para protestas similares en muchos países democráticos y alcanzando finalmente Estados Unidos, donde la repercusión mediática mundial ha sido bastante mayor. Las clases trabajadoras, hartas de pagar la crisis mientras los que la habían provocado aumentan sus beneficios, se echaron a la calle en una protesta pacífica. No se puede decir que hayan conseguido demasiado a corto plazo, pero tampoco lo hizo el 68. Sin embargo, conseguir una reactivación del debate político a nivel de calle no es un logro menor. ¿A dónde nos llevará esto? Quién sabe. El futuro es, como decía Shakespeare, un país desconocido. Pero si en solitario sólo podemos explorarlo, en grupo quizá podamos conquistarlo. Está en nuestras manos. Las de todos.

MENCIÓN ESPECIAL: CADÁVERES DEL AÑO
En un año en el que ha fallecido gente tan mediática como Steve Jobs (fundador de Apple, ¡hay que ver la de tuiteos que generó su muerte!) o Amy Winehouse (no por previsible menos triste); mitos como Peter Falk (Colombo) o Severiano Ballesteros (golfista); o ilustres desconocidos sin los que este mundo no sería lo mismo, como Dennis Ritchie (creador del C y el Unix; sin él, Steve Jobs no habría sido nada, sin embargo no se le dedicaron ni una cuarta parte de los tuiteos que al de la manzanita) o Manuel Jalón (inventor de la fregona y la jeringuilla desechable), esta mención sin embargo no podía ir mas que para...
¡¡¡LOS TRES CHIFLADOS!!!

De repente el mundo occidental se ha quedado sin enemigos carismáticos. Pero como por otro lado tampoco tiene líderes carismáticos, supongo que estamos igualados. Dicho de otra manera: este año han fallecido nada más y nada menos que los tres "cocos" más terribles que quedaban en el imaginario colectivo. Con lo que cuesta conseguir personajes que cumplan tan bien con esos papeles. Porque malvados hay de sobra en el mundo, pero hace falta un duro trabajo de propaganda para hacerlos iconos del mal para el ciudadano medio. A no ser que pongan tanto de su parte como estos tres. Y en estos tiempos de tecnócratas grises no parecen quedar candidatos a la altura.
Osama Bin Laden, el hombre más odiado y perseguido del planeta, fue asesinado por tropas americanas mientras dormía en una casa de Pakistán (nada de cueva en Afganistán ni nada parecido). Su cadáver fue arrojado al mar.
Muammar Gaddafi, el dictador con la cara más llena de bótox y las guardaespaldas más molonas del mundo, vendedor de petróleo al que todos los políticos saludaban a pesar de su pasado (no tan pasado) terrorista, fue asesinado en una alcantarilla mientras trataba de huír del enemigo en el conflicto armado en que se había convertido la Primavera árabe en Libia. Los gobiernos occidentales que más le habían hecho la pelota fueron los que ayudaron a los rebeldes a derrocarle, sobre todo porque al creerle derrotado ya habían dado públicamente su apoyo a éstos y cuando Gaddafi con ayuda de sus mercenarios comenzó a darle de nuevo la vuelta a la situación sabían que no se lo iba a perdonar.
Por su parte Kim Jong Il, amado líder de la dictadura hereditaria de Corea del Norte, particular payaso del circo del mal con delirios de grandeza, para distinguirse de los otros, murió de un simple ataque al corazón.
Siento curiosidad por saber qué nuevo villano surge o a qué figura política exótica demonizarán ahora, porque, tal y como están de agitadas las cosas ahora mismo en Occidente, el establishment las necesita. Y es que se manipula mejor cuando tienes a mano una cortina de humo. Si fracasan un par de intentos no extrañaría que cogieran a este trío, los convirtieran en zombies y los trajeran de vuelta.


Y esto ha dado de sí el año. Esperemos que el que viene sea más tranquilo. En cualquier caso, ¡feliz 2012 a todos!