martes, mayo 23, 2017

Ensalada de series

Salgo de mi persistente inactividad para hablar por aquí de unas cuantas series que me he visto este último año. A estas alturas es difícil que se las vaya a descubrir a mucha gente, pero por si se os han pasado, ahí van. Prácticamente sin spoilers.


MR. ROBOT es la historia de Elliot Alderson (un genial Rami Malek en un papel que le ha valido un Emmy), un brillante hacker aquejado de síndrome de Asperger, en tratamiento por depresión crónica y con un síndrome disociativo de la personalidad al que no ayuda su afición a las drogas, que agravan su paranoia y sus delirios. Trabaja en una empresa de ciberseguridad y en sus ratos libres, como se muestra en la primera escena de la serie, ejerce como una especie de improvisado vigilante actuando contra gente que comete crímenes impunemente y a quienes descubre a base de hackear sus ordenadores. Su vida es una mierda pero parece bastante estable. Hasta que un grupo de hackers anarquistas que se hacen llamar fsociety, liderados por un enigmático personaje al que Elliot conoce como Mr. Robot por el logo de su chaqueta (al que da vida Christian Slater, productor de la serie, que por fin parece haber roto el gafe que le perseguía en sus anteriores aventuras televisivas), trata de reclutarle para lanzar un ataque informático que destruya todos los datos de la poderosa multinacional E Corp, anulando así todas las deudas de la gente.
Mr. Robot parece visualmente influída por la británica Utopia, con sus planos frontales y los personajes situados en situaciones anómalas dentro del encuadre, transmitiendo en general una sensación de frialdad y falta de humanidad, lo que tampoco es raro si tenemos en cuenta que la historia se ve a través de los ojos de un personaje con Asperger y aversión social. Elliot narra en off lo que sucede a lo largo de la serie, dirigiéndose en ocasiones directamente al espectador como si se lo estuviera contando a un amigo imaginario. Por ello desde el principio tenemos claro que todo está pasado por el filtro de su maltrecha psique, siendo el ejemplo más claro el del nombre de E Corp: desde la primera vez que se menciona, Elliot dice que él se ha acostumbrado a percibirla como Evil Corp, y a partir de entonces éste es el nombre que se le da, incluso cuando la mencionan otros personajes. El propio Elliot tiene dudas sobre su percepción de la realidad, dando origen a su conocida frase, que lanza directamente al espectador: "decidme que vosotros también estáis viendo esto". Por si fuera poco, Elliot, como narrador, puede decidir guardarse información o no contar toda la verdad en algunos momentos, como los espectadores pueden comprobar en la segunda temporada.
GENIÓMETRO: 3,5/5 colombos



Pese a que su modo de desarrollarlo es muy diferente, de un planteamiento similar, contar la historia desde el punto de vista de un personaje con problemas mentales, parte LEGION. Esta serie es un intento por parte de la Fox de aprovechar su franquicia de los X-Men también en TV, ante los buenos resultados que estaban obteniendo las series que expandían los universos superheróicos de Marvel y DC. Sorprendentemente su primera serie se ha centrado en un personaje poco conocido fuera del fandom, casi de tercera fila, aunque quizá eso ha permitido a Noah Hawley, el creador de la estupenda Fargo, tomarse unas libertades que de otro modo no hubiera tenido, porque de hecho reinventa totalmente el personaje, que poco parece tener que ver con el de los comics. La historia sigue a David Haller (el británico Dan Stevens, visto en Downton Abbey), un esquizofrénico que tras un intento de suicidio ha sido recluido en un hospital psiquiátrico, y cuya vida cambia cuando llega al centro una nueva paciente de la que se enamora, que le hace tener nuevamente deseos de salir del hospital y que le convence de que quizá las voces que dice escuchar sean reales, lo que le lleva a descubrir que efectivamente es un mutante con enormes poderes mentales y acabar en el centro de un enfrentamiento entre un grupo que trata de proteger a los mutantes y una fuerza gubernamental que trata de controlarlos y/o acabar con ellos.
Legion es un festival de montaje y juegos visuales, que combina la placidez de los bosques y los decorados con motivos circulares con la tensión de los lugares cerrados, pasillos bifurcados, luces rojas, proyecciones de video y primeros planos de rostros, además de agitar el montaje con insertos de versiones alternativas de lo que se nos está mostrando. David es esquizofrénico, a fin de cuentas, y lo que él percibe, incluso lo que él recuerda, puede no corresponderse con la realidad. De hecho, podría ser que nada de lo que cuenta sea demasiado real, a fin de cuentas entre las ilusiones más comunes que padecen los esquizofrénicos se encuentra la paranoia, la convicción de estar siendo perseguido por el gobierno, la idea de ser en realidad alguien especial y muy importante... elementos que se encuentran todos ellos integrados en la historia. Sus recuerdos tienen incoherencias y sucesos improbables, como ese tétrico y terrorífico cuento infantil que le contaba al pequeño David su padre, siempre en sombras. El mundo a través de los ojos de David resulta extrañamente irreal, y será a partir de la mitad de temporada cuando comience a explicarse el origen de todos sus traumas, haciendo que las piezas encajen y añadiendo nuevas referencias al universo mutante de los comics.
GENIÓMETRO: 3,5/5 colombos



Quizá fuera también esquizofrénico, quizá sólo tuviera crisis psicóticas agravadas por su abuso de drogas que le llevaban a tener visiones, pero está claro que la mente de Philip K. Dick no le permitía ver el mundo de manera normal, y eso impregnó su obra, que tendría gran influencia sobre la cultura popular posterior: incluso gente que no ha leído un libro en su vida ha quedado impactada con películas tan conocidas como Blade Runner, Desafío total o Minority report, que adaptan relatos suyos. Partiendo de una de sus más conocidas novelas (aunque desviándose bastante de ella) se ha realizado la serie EL HOMBRE EN EL CASTILLO, ambientada en una ucronía en la que los EE.UU. perdieron la II Guerra Mundial y su territorio ha quedado ocupado y dividido entre nazis y japoneses, con un pequeño territorio neutral de separación en las Montañas Rocosas. En una situación de tensión entre las potencias, con Hitler viejo y enfermo, entre los nazis surgen facciones que desean hacerse con el poder y atacar a los japoneses, que a su vez maniobran para hacerse con la bomba nuclear que tienen sus enemigos. La serie sigue a diversos personajes, pero principalmente a Juliana Crain, una joven a la que su hermana, que se había unido a la Resistencia contra la ocupación, le pide que entregue una película a alguien en la zona neutral; la película resulta ser una grabación de una realidad alternativa en la que los americanos ganaron la guerra, y Juliana descubre que es sólo una de muchas películas que aparecen misteriosamente con imágenes de otras realidades y que los nazis y la Resistencia, liderada por un hombre enigmático al que llaman "El hombre en el castillo", luchan en secreto por hacerse con ellas, dado que proporcionan información útil para sus fines.
La serie resulta un poco irregular y a veces presenta digresiones que no siempre aportan demasiado al conjunto, y la producción parece a veces un tanto plana, pero resulta entretenida y se muestra valiente a la hora de presentar un planteamiento que no es en blanco y negro en términos morales, sino con muchos tonos de gris intermedios, con héroes que se ven obligados a hacer cosas reprobables y villanos a los que animamos para que ganen porque a veces deben enfrentarse a villanos aún peores.
GENIÓMETRO: 2,5/5 colombos



Y para terminar, otra adaptación de un escritor también mítico. Conocido principalmente por sus libros de la Guía del autoestopista galáctico, Douglas Adams tenía también otra serie, menos conocida pero no menos genial, en torno a la figura de Dirk Gently, un detective holístico, esto es, que piensa que todos los acontecimientos del universo están interconectados y que por tanto cualquier cosa que investigue conducirá irremediablemente a estar más cerca de la resolución del caso; un personaje del que siempre he sido fan y que ya conoció una adaptación televisiva no hace mucho por parte de la BBC, de la que ya hablé por aquí en su momento. Las muchas posibilidades del personaje han dado paso a su salto a América con DIRK GENTLY'S HOLISTIC DETECTIVE AGENCY, serie escrita por Max Landis, director de Chronicle y American Ultra, guionista de comics e hijo del mítico John Landis. En su primera serie como creador cambia bastantes cosas del personaje, incluyendo su personalidad y su pasado, pero construye alrededor toda una mitología y un grupo de personajes realmente maravillosos y, en esencia, conserva el espíritu del personaje: la historia parte de un cúmulo de improbabilidades y disparates que aparentemente no tienen ni pies ni cabeza, a partir de ahí se van embrollando aún más, y al final, de alguna extraña manera, todo acaba teniendo sentido.
La serie tiene un aspecto tan alucinado como su argumento, y una magnífica música a cargo de Cristobal Tapia de Veer, el mismo compositor que ya creó las melodías de Utopia, y toma la perspectiva de Todd Brotzman, un botones de hotel de vida desordenada y al borde del desahucio que va a descubrir en una de las habitaciones del hotel varios cadáveres, incluyendo el de un conocido millonario, para posteriormente ser despedido de su trabajo y ser adoptado como asistente, contra su voluntad, por el excéntrico Dirk Gently, un tipo raro que se cuela en su apartamento y que dice haber sido contratado por el difunto unos días antes para encontrar a su hija desaparecida. La cosa se complica cuando ellos, con la ayuda de la hermana enferma de Todd y la guardaespaldas de la chica desaparecida, tengan que enfrentarse con una extraña secta, una vieja estrella del rock, una asesina holística que sigue principios similares a los de Dirk, un perro perdido, dos policías, dos agentes del FBI, un proyecto secreto del gobierno y un gato que ha sido testigo del crimen, entre otras muchas cosas extrañas. Y sí, gracias a un ingenioso guión, todo está interconectado. Muy disfrutable.
GENIÓMETRO: 4/5 colombos


Y esto es lo que me he estado viendo últimamente. Espero que os anime a echarles un vistazo.

No hay comentarios: