lunes, marzo 31, 2008

Cosas que usted no sabía de Geografía de España e Historia del Mundo

¡OJO, HAY SPOILERS!
Seguro que antes de ver En el punto de mira no sabía usted que...
...Salamanca (y me refiero a nuestra Salamanca vieja, hispana y meseteña) es una ciudad mexicana.
...el presidente de los EE.UU. tiene el mismo nivel diplomático que el alcalde de Salamanca; la única diferencia es que el americano va rodeado de guardaespaldas y al alcalde le apoya... UN policía.
...para facilitar la seguridad, los encuentros diplomáticos del más alto nivel se celebran en la calle, ante mil personas que pasan por allí, muchas de las cuales ni siquiera son simpatizantes de los políticos que acuden a ella.
...en España al Servicio Secreto americano se le permite detener y perseguir policías españoles, y no al revés.
...para cargarse a un pequeño grupo de terroristas que tienen controlados EE.UU. consideraría seriamente la opción de bombardear Marruecos, un país aliado, su gran apoyo en el mundo musulmán (¿no sería más fácil llamar a Rabat y que fueran ellos los que enviaran a su ejército, ya que saben donde están?).
...los conductores españoles nunca le preguntan a un accidentado si está bien; en su lugar, le preguntan "pero, ¿qué pasa?". Con acento mejicano.
...los terroristas locales españoles tienen contactos con los mujaidines (o como se escriban); la famosa conexión ETA-Al Qaeda sale por fín a la luz.
...los terroristas españoles tienen pinta de moros, hablan en chicano, tienen nombres típicos (sólo eché de menos un García) y están mejor preparados que la CIA; son asesinos crueles y despiadados, tienen planes infalibles y tecnología capaz de hacer temblar a todo el equipo de Jack Bauer, pero también algo de corazón: nunca serían capaces de atropellar a una niña aunque fuera lo único que les separase de la huída.
...si se sazona con un comienzo vibrante y la dosis suficiente de acción sin sentido, en Hollywood se puede vender un queso de Gruyere como si fuera un guión, y divertirte contando los billetes mientras ellos tratan de levantar una película sobre los agujeros.

GENIÓMETRO: 1,5/5 grouchos

EJERCICIO DE AGUDEZA VISUAL: Localizar entre la multitud las pancartas "Nunca más", "No en mi nombre" y "Basta ya". Un amigo me dice que también vio una pintada de ETA en una pared en la persecución de Noriega, pero a mí se me pasó.

Después de ver esto, me pregunté: ¿puede haber en cartel alguna película con tantos despropósitos?
Oh, sí.

10000 AC: El hombre blanco vive en las montañas; bueno, salvo por el hecho de que en realidad ninguno de ellos es blanco (por ejemplo, el jefe de la tribu lo interpreta un actor de origen maorí), salvo la pareja protagonista, que, a pesar de las rastas, sí tienen rasgos puramente caucásicos (ella incluso tiene los ojos azules). Total que el hombre blanco es su líder natural porque lo dice la madre tierra (!) Vienen los árabes a caballo y secuestran a media tribu. El hombre blanco les persigue. Baja de las montañas y resulta que hay una selva tropical. Sale de la selva y hay un desierto. Entonces habla con un tigre y organiza una gran revolución, con todas las tribus del África negra bajo su mando (el momento en que encuentra a un negro que habla su idioma es inenarrable; sólo puedo decir que toda la sala se estaba escojonando). Cruzan toda África, cruzan el desierto y al final llegan a Egipto, donde los egipcios están construyendo las pirámides con mamuts, pese a que éstos no deberían soportar el calor. El hombre blanco subleva a los esclavos pero es él sólo el que mata al faraón. Luego la chica de la película muere y resucita gratuitamente, el hombre blanco le da la libertad a los esclavos y se vuelve a las montañas a inventar la agricultura.
Dejando aparte los despistes geográficos, que pueden discutirse... ¡vaya GILIPOLLEZ RACISTA! ¿No habría sido más lógico tener un héroe negro, para una aventura tan africana?
Y además, puestos a meter anacronismos, al menos los de Apocalypto tenían un sentido.

GENIÓMETRO: 1,5/5 grouchos


En fín, al menos duran poco y, si no te paras a pensar en lo que estás viendo, hasta entretienen.