miércoles, septiembre 21, 2011

Dudas


Y ya que estamos hablando de mangas, otro que me he leído últimamente ha sido Doubt. Un thriller de esos de gente encerrada en una casa con un asesino psicópata, que es un género muy tópico pero que funciona estupendamente cuando el autor lo sabe llevar... y así es en este caso.
Escrito y dibujado por Yoshiki Tonogai, el manga cuenta la historia de un grupo de aficionados a un juego por móvil consistente en que todos los jugadores son miembros de una tribu de conejos, pero uno de ellos es en realidad un lobo disfrazado que se ha infiltrado entre ellos, y los demás deben intentar descubrir al lobo antes de que éste los mate. Tras varias partidas, el grupo de jugadores decide quedar para conocerse en persona y pasar un buen rato juntos. Pero de repente son secuestrados y encerrados en una casa, uno de ellos es asesinado y todo parece indicar que se está llevando la mecánica del juego a la vida real: uno de ellos puede ser en realidad un psicópata que va asesinando a los demás.

La historia tiene como virtud que no se alarga demasiado, tan sólo veinte capítulos que fueron recopilados en cuatro tomos, y eso que por momentos puede parecer que el autor va a caer en el error de estirar demasiado la historia, sobre todo cuando sabes que aún vas por la mitad de la obra y ya ha habido un baño de sangre y quedan tan pocos personajes vivos que no parece que el suspense por saber quién es el asesino pueda sostenerse mucho más. Sin embargo el autor es capaz de mantener la tensión con una sucesión de golpes de efecto (a veces algo tópicos, pero qué más da cuando están bien hechos) que culminan en un estupendo final, digno de una buena película de terror japonesa.
No es que la historia sea perfecta. Los personajes están excesivamente estereotipados, sus acciones no siempre resultan lógicas y el guión deja algunos cabos sueltos. Además no es demasiado original, recogiendo casi todos los tópicos del género. Incluso puede ser previsible cuando has visto o leído mucha obra de este género: mi primer candidato a ser el asesino efectivamente resultó ser el villano de la función. Y hay un par de momentos en que los acontecimientos son un poco confusos. Pero a pesar de todo la lectura engancha, el suspense funciona, es una obra muy entretenida y, en fín, si te gusta este género, se disfruta un montón.
GENIÓMETRO: 3/5 eisners