martes, septiembre 25, 2007

Semana de la Fotocopia II

Entre las muchas genialidades que llenan El Emperador de los Helados hay una sección que a mí personalmente me encanta que se llama Cancionzacas, podéis buscarla aquí entre sus (muchos e interesantes) posts de música. Que en la blogosfera actual, repleta de posteos sobre discos o sobre la carrera completa de grupos musicales (ver mis posts del 18 y 23 de este nmismo mes como ejemplo), Noel extreme el minimalismo para dedicar un post completo a analizar una sóla canción, incluyendo extractos de letras, origen de la canción, significados y curiosidades, es desde luego digno de alabanza. Y además, tiene muy buen gusto: he descubierto canciones muy interesantes gracias a él.
Así que, vaya, me gustaría aprovechar la Semana de la Fotocopia para emular esta sección. Lo que pasa es que, bueno, después de la colección de versiones de ayer quizá esté un poco saturado de canciones, y además no me gustaría encasillar esta semana temática en torno al género musical... y, por qué no confesarlo, porque mis conocimientos musicales no son suficientes como para alcanzar la cantidad de datos que llega a proporcionar Noel en sus análisis. Así que me permitiré variar ligeramente el asunto de la sección original y convertir mi burda fotocopia en una suerte de Videoclipazos. Un post dedicado a un video musical, analizado de manera individual. Y el video elegido es este impresionante Last cup of sorrow, de Faith No More. Vedlo primero, porque lo destripo unas líneas más abajo.

a) Extracto de la canción
It's your last cup of sorrow.
What can you say?
Finish it today.
It's your last cup of sorrow.
So think of me
and get on your way.

It won't begin
until you make it end.
Until you know the how the where and the when.
With a new face you might surprise yourself.

b) Datos
- La canción vio la luz en el LP Album of the year, editado en junio de 1997. Fue el último álbum de estudio del grupo de San Francisco, y alcanzó buenas posiciones en las listas de éxitos (41 en USA, 7 en UK, número 1 en Australia y la República Checa). Last cup of sorrow se convirtió en el segundo single extraído de dicho álbum, llegando hasta el número 14 en las listas de ventas USA.
- Para dirigir el video se contrató a Joseph Kahn, realizador que ya entonces tenía una larga experiencia en el campo de los videoclips, y que posteriormente ha seguido en el mundillo (y hasta hoy) como uno de los directores más solicitados por las grandes multinacionales discográficas. Otros trabajos suyos destacados son A.D.I.D.A.S. (Korn, 1997), Cherry lips (Garbage, 2001), We are all made of stars (Moby, 2002), Without me (Eminem, 2002) y Knights of Cydonia (Muse, 2006).
- El video es una parodia del clásico de Hitchcock Vertigo. Hay planos que están literalmente clonados, y el color imita al del original.
- La conocida actriz Jennifer Jason Leigh hereda el papel de Kim Novak. El cantante Mike Patton, por su parte, se convierte en un remedo de James Stewart.
- El policía que cae del tejado es Roddy Bottum, el teclista del grupo.
- La amiga enamorada de James Stewart en la película original es aquí sustituída, en un divertido giro, por un amigo obviamente homosexual. El guitarrista Jon Hudson es quien le da vida.
- Es curioso señalar cómo, en el obligado recorte de la historia para embutirla en los cuatro minutos de duración del video, lo primero que salta por los aires es la trama de suspense de la película. En el video no se explica por qué el protagonista sigue a la chica, no aparece el marido de ella ni se explica el crimen y el intercambio de mujeres; se da por hecho que el espectador de sobra conoce el original.
- Mike Patton lleva al extremo la perversión fetichista que se apuntaba en la película respecto a James Stewart: roba las bragas de la chica cuando las pone a secar; luego esconde fuera de la vista una revista porno; ¡llega incluso a vestirse con el traje gris y falda tubo de la muerta!
- En la secuencia onírica, el bajista Billy Gould aparece en el cementerio vestido como la chica, lo que le convierte en el trasunto de Carlota Valdés en este video. Y/o todavía sugiere bastante más de la perversión del protagonista.
- El peinado de Mike Patton en su sueño de caída, rematado por la aparición del jardinero (el batería Mike "Puffy" Bordin)... No me digas que no te has reído.
- El protagonista no encuentra a la doble de su amor perdido paseando por la calle, sino en la sección de anuncios de una revista porno... y tiene el aspecto de una feroz dominatrix a imagen y semejanza de Bettie Page. De repente, un icono pop ajeno irrumpe en la continuidad pseudo-hitchcockiana del videoclip. Y lo pone patas arriba. Literalmente. La habitación destrozada, todos los muebles tirados, y Jennifer Jason Leigh vestida de cuero leyendo una revista sentada en una escalera situada sobre la cara de Mike Patton (y, simbólicamente, la misma escalera con la que él trataba en la segunda escena de superar su vértigo), es una escena que rezuma sexualidad lo miréis como lo miréis. Qué no debe haber pasado en esa habitación. Toda una genialidad de resumen expositivo.
- Jennifer Jason Leigh. Qué pedazo de actriz, por cierto. La expresión corporal de sus dos encarnaciones nada tienen que ver la una con la otra. La delicadeza y timidez de su encarnación rubia en contraste con la vulgaridad, dureza y seguridad de su encarnación morena. Y además, pocas veces la han sacado tan guapa.
- La realización, por parte del protagonista, de que ambas son la misma persona, coronadas por Jennifer Jason Leigh quitándose la peluca... puntúan extraordinariamente el mantra final de la canción: "You might surprise yourself"
- Y el trágico final aquí es puntuado por un giro cómico. La monja es sustituída por el jardinero que encarnaba el batería, que observa desde la torre el cadáver con desinterés mientras da un bocado a un donut. Sí, ese jardinero somos nosotros, que vemos la película para entretenernos, cuando para los personajes es una verdadera tragedia, es su vida; en el fondo, si la historia acaba mal es por culpa del público (ese jardinero que asusta a la chica), que se siente reconfortado cuando en la ficción los malos (cómplices de asesinato o pervertidos fetichistas) no se salen con la suya. (O sencillamente queremos que sea así porque sabemos que era así en la original y nos decepcionaría que no sucediera lo mismo... ¿nos convierte eso en malvados?)

c) Videos
Más de Faith No More:
Epic (Ralph Ziman, 1989)
Midlife Crisis (Kevin Kerslake, 1992)
A small victory (Marcus Nispel, 1992)
Easy (1993; no encontré el director)
Digging the grave (1995, firmado como Alan Smithee)
Evidence (Walter A. Stern, 1995)
I started a joke (Vito Rocco, 1998)