martes, abril 29, 2008

Directo a Video: Starship Troopers 2 (la originalidad está sobrevalorada)

Hace un par de meses me enteré de que estaba en producción Starship Troopers 3, un Directo a Video de próximo estreno en el que el inefable Casper Van Dien iba a retomar el papel que le dió fama. Y de repente me dí cuenta de que no había comentado la segunda parte, aunque ya llevaba varios años en la estantería del videoclub. ¡Debía hacerlo antes de que apareciera la tercera! Así que...
Para empezar, decir que todo queda en casa. Starship Troopers 2 no cuenta ya, evidentemente, con la vitriólica dirección de Paul Verhoeven, pero se puso tras la cámara a su responsable de efectos especiales, Phil Tippett, y al guión continuaba Edward Neumeier, que, rizando el rizo, ha escrito también la tercera en la que además debuta como director. Por desgracia para ellos el presupuesto no tenía nada que ver con la superproducción del holandés. Sin embargo, y contra todo pronóstico, han logrado sacar bastante partido de una única localización y una docena de actores bastante malos, utilizando un método generalmente denostado pero extremadamente efectivo: la copia.
¿Argumento? Un grupo de soldados se queda aislado en una torre de vigilancia rodeada de insectos gigantes que les atacan. Su única salida es arreglar la radio y pedir que vengan a rescatarles. Pero entre ellos se han colado algunos soldados que en realidad llevan dentro unos insectos-parásito que pueden controlarles y que intentan infectarles a todos...
Resulta un interesante ejercicio de cinefilia ir reconociendo situaciones, personajes y escenas de otras películas. Carpenter es la gran referencia, con Asalto a la comisaría del Distrito 13 y La cosa como principales referencias, aunque también hay un algo de Fantasmas de Marte; el protagonista, un capitán en constante conflicto con la autoridad, convicto de asesinato, confeso y en absoluto arrepentido, nos remite al (anti)héroe carpenteriano de inmediato (Napoleon Wilson, Snake Plissken, Desolation Williams); de hecho, como ellos, debe ser sacado de la celda para que ayude a salvar el día. A ello deben sumarse referencias a otros títulos clásicos y no tan clásicos: la ambientación remite a Aliens; la situación, a La invasión de los ladrones de cuerpos y variaciones; la amenaza, a Hidden, aunque el modo en que se extiende a veces se acerca más a Vinieron de dentro de..., de la que también se calca una escena; el plan de los bichos, a Asesinos cibernéticos; etc., etc.
Ah, sí, y hay también alguna pequeña influencia de Starship Troopers. Poca cosa, lo justo como para poder poner su nombre en la carátula. La guerra, la situación política, los uniformes y un cierto tono irónico en ciertos momentos (un pequeño extracto de noticiero al principio y un giro final en que el protagonista acaba erigido en aquello que más detestaba, en el prototípico "héroe de la Federación" del título) es todo lo que tiene en común con la sátira de Verhoeven.
Añádanse un par de momentos ligeramente gore, un personaje femenino al que le encanta desnudarse sin razón aparente y algunas ideas rebosantes de humor negro (un cuerpo cayéndose a pedazos; la colosal idea de cortar una cabeza humana y meterla en el microondas), y el resultado será una película bastante entretenida.
No quiere ello decir que sea una gran película. Los personajes son meros estereotipos, el guión a veces sólo es malo y a veces cae en la estupidez (un ejemplo: al parecer a los bichos les sienta mal controlar cuerpos femeninos; una se convierte en una nudista recalcitrante y otra se comporta como una niña psicótica, risas tontas y canturreos infantiles incluídos). Pero si entras en el juego de aceptar que tanto los humanos como los bichos se comporten como se comportan porque sí (a veces sin ninguna lógica); de aceptar que una soldado embarazada pueda tener mejores visiones que el telépata oficial de Inteligencia, que no se entera de nada; de aceptar que la capacidad estratégica de los bichos sea tan nefasta (¿por qué se empeñan en que vaya uno sólo de ellos a por la chica? ¿es que querían darle aposta la oportunidad de escapar?); de aceptar que un personaje puede ser infectado y aun así no ser controlado por el insecto que ocupa toda su cavidad craneal (bueno, para esto hace falta un poco de esfuerzo)... si aceptas estas incoherencias, te lo pasas bastante bien.
En resumen: es basura, sí, pero no bazofia.
Y LO QUE HEMOS APRENDIDO HOY ES... Nada en absoluto. Todo lo habíamos visto ya antes.
GENIÓMETRO: 1,5/5 ed woods