jueves, octubre 30, 2008

Videomanía: Especial Semana Halloween

Aprovechando la celebración, vamos a poner por aquí unos cuantos videos musicales para la ocasión...

MICHAEL JACKSON "THRILLER"

Dirigido por John Landis, entonces en la cima de su carrera, en 1983, no sólo fue el video que cambió la historia de los videos musicales para siempre, sino que además es una obra de arte que lo tiene todo: hombres lobo, muertos levantándose de sus tumbas, cementerios, carreteras solitarias, casas abandonadas, giros imprevistos... y un final con susto. Además, la canción (con un speech de Vincent Price) también tiene temática terrorífica. En suma: la banda sonora definitiva de cualquier Halloween.

APHEX TWIN "COME TO DADDY"

Uno de esos vídeos clásicos que todos los aficionados deben haber visto. Si hay un realizador en el mundillo de los videoclips que realmente sea capaz de crear mal rollo con sus obras es Chris Cunningham. Se prodiga poco, pero en joyas como esta pieza de 1997 es capaz de crear brillantes pasajes de terror.

PET SHOP BOYS "HEART"

Un pequeño descanso cómico. En 1988 Jack Bond, que acababa de dirigir al dúo protagonista en una inclasificable película, se encarga de realizar este video que parte de Nosferatu para contar una jocosa historia sobre un vampiro (¡Ian McKellen, nada menos!) que se enamora de una recién casada. Divertido. Y bailable.

CRADLE OF FILTH "BABALON AD"

Para Halloween no puedes hacer una selección de canciones sin incluír al menos una muestra de metal gótico y siniestro. En 2003, Wiz crea, basándose en Saló de Pasolini, un video que, a medida que avanza, se va haciendo cada vez más desasosegante...

CAVALERA CONSPIRACY "SANCTUARY"

Uno de última hornada. Rozan & Schmeltz toman la influencia de películas como (REC) o Monstruoso y nos muestran, documental style, la terrorífica historia de una sesión de fotos con un monstruo que acaba desastrosamente mal. Muy inquietante.

Y por supuesto, no podía faltar la aportación nacional, además finalizar con este tema le da a este post una estructura circular que no deja de ser, como toda simetría, inquietante...


Y mañana, más aún. Que para eso es Halloween...